De ruta por la Toscana Italiana

La Toscana es con sus espectaculares ciudades y el paisaje uno de los mejores destinos de vacaciones en Italia. Las atracciones del recorrido de la Toscana incluyen ciudades históricas donde podemos ver mucho arte, beber buen vino y comer excelentemente, pueblos medievales de montaña, playas y bellos paisajes preciosos.

Cada parte de la región de la Toscana tiene su propia personalidad única. Todos merecen una visita por la arquitectura medieval y renacentista, pero por supuesto, por la comida y el vino.

Empezaremos hablando de Florencia, en el corazón de la Toscana y una de las principales ciudades de Italia que es obligado visitar. Florencia es un importante centro de arquitectura y arte renacentista con excelentes museos, como la Catedral de Florencia con su famosa cúpula y su baptisterio que son maravillas arquitectónicas que impresionará incluso al turista más experimentado.

En Florencia también puede hacer visitas guiadas a bodegas, además de excursiones de un día a otras ciudades de la Toscana. Puede visitar el museo de Galileo o el Palazzo Strozzi para tener una idea de la historia y la cultura de la zona.

Hablemos ahora de Siena, es una ciudad medieval en la colina en la Toscana clásica famosa por su gran plaza en forma de abanico llamada la Piazza del Campo, dominada por su campanario, la Torre del Mangia.

Podrá ver las carreras de caballos anuales que se celebran en verano, es muy diferente a todo lo que usted ha visto hasta ahora porque los pilotos compiten con los caballos a lo largo de las calles adoquinadas de la ciudad, de acuerdo con la tradición medieval. Durante la visita a Siena, los visitantes van a querer probar la cocina local como, pero asegúrese de aderezarla con una buena botella de vino de la Toscana.

Pisa es otra de las ciudades estrellas de la Toscana situada al norte, es famosa por su torre inclinada y todos los visitantes deben subir y tomar una buena foto turística, donde se puede admirar la catedral y el baptisterio, ambos de los cuales se remontan al Renacimiento italiano. Además de su torre, en Pisa tiene mucho más que hacer y ver. Puede visitar su histórica Piazza dei Cavalieri o dar un paseo a lo largo del río Arno y antes de salir de Pisa, no deje de probar la especialidad local, un pan de harina de garbanzo llamada cecina.

Si usted visita en junio Pisa estará de enhorabuena porque la ciudad celebra un festival en honor a su patrón San Ranieri que es realmente precioso.

Finalmente hablaremos de Lucca, famosa por el muro renacentista que rodea la ciudad y sus calles repletas de adoquines. A pie o en bicicleta hay caminos y jardines que se asientan encima del muro, lo que permite a los visitantes caminar por completo alrededor del centro histórico de Lucca.

Además de ser el hogar de varias catedrales históricas, Lucca tiene varias torres bien conservadas que proporcionan unas vistas fabulosas de la ciudad y más allá. Asegúrese de visitar la casa del famoso compositor de ópera Giacomo Puccini, que es un museo popular en Lucca. Allí también podrá degustar los auténticos platos regionales como tortelis lucchese o el Zuppa di farro lucchese. Por último visite uno de los excelentes restaurantes de Lucca, como pueden ser el Buralli o La Buca San Antonio.

Esta entrada fue publicada en Turismo y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *