¿Cómo se ven los Italianos desde el extranjero?

Los estereotipos son abundantes cuando se trata de cualquier nacionalidad, pero al igual que con otras nacionalidades, cuando se trata de los italianos es imposible pintar a todos con el mismo pincel. Por ejemplo, cuando una mujer estadounidense se pregunta si debe casarse con un chico italiano, es realmente imposible responder. Obviamente cada hombre italiano es diferente, pero hay ciertas tendencias que suelen ser comunes en muchos italianos.

Mientras que la gente del exterior puede tener ciertos estereotipos para cualquier cultura en particular, los que están dentro también se ven a sí mismos de una manera particular. El propósito de este post es examinar breve mente algunas de las maneras comunes en las que los italianos se ven a sí mismos y cómo otros ven a los italianos, para que podamos aprender dónde estas opiniones son similares y donde difieren.

La perspectiva italiana generalmente piensa que las culturas extranjeras creen que los italianos son muy amables, amables, extrovertidos y que siempre sonríen. Muchos italianos temen estar asociados con sólo dos clichés: la comida y la mafia, algo que es una auténtica desfachatez si se piensa en frío.

Por lo que respecta al país, la mayoría de los italianos piensa que Italia es considerado un país increíble gracias a la variedad del paisaje y sus tesoros históricos y artísticos, algo en lo que estarían totalmente acertados.

Los temas más comunes tratados al hablar de los italianos son ciertamente el fútbol, ​​la comida, las mujeres, los hombres, el idioma y el propio país.

Si hablamos desde la perspectiva extranjera, en general, los extranjeros ven a los italianos como amables, amistosos y hospitalarios. Algunas personas piensan que existe un fuerte contraste entre las personas del sur y del norte, siendo la primera la más útil, extrovertida y amable. Algunos aspectos negativos incluyen la arrogancia, la presunción y la confianza en sí mismo.

Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *